top of page
Buscar

Problemas de Procesamiento Sensorial Explicados


Bienvenido a nuestra guía completa sobre los problemas de procesamiento sensorial en niños con necesidades educativas especiales. Como padre o cuidador, comprender estos problemas y saber cómo apoyar a su hijo es esencial.


Examinemos qué son los problemas de procesamiento sensorial y cómo se manifiestan en los niños, y proporcionemos estrategias prácticas de apoyo.


Entendiendo los Problemas de Procesamiento Sensorial


El procesamiento sensorial se refiere a cómo nuestro sistema nervioso recibe e interpreta la información sensorial del entorno. En algunos niños, su sistema sensorial puede ser hiperreactivo o hiporreactivo, lo que lleva a desafíos en el procesamiento y la respuesta a estímulos sensoriales. Estos desafíos pueden afectar su funcionamiento diario y bienestar general. Los niños con necesidades educativas especiales, incluidos el TDAH, TOC, autismo o retrasos en el desarrollo, son más propensos a experimentar problemas de procesamiento sensorial.



Reconociendo los Problemas de Procesamiento Sensorial

  • Durante la etapa de la infancia temprana, observa si tu hijo muestra aversiones a ruidos, luces o ciertas texturas.

  • Nota signos de torpeza, dificultad con las habilidades motoras finas y desafíos con la coordinación.

  • Observa cambios drásticos de humor, berrinches o reacciones excesivas a los cambios en el entorno.




Sentidos Internos y su Impacto


El sistema sensorial abarca varios sentidos internos y externos. Los sentidos internos incluyen:


Propiocepción: El sentido de la conciencia y posición del cuerpo

Los niños que son hipersensibles pueden tener dificultades para comprender la posición de su cuerpo y aplicar la cantidad adecuada de fuerza. Estos niños pueden anhelar estimulación; disfrutan de actividades como saltar, chocar y caer, así como de la presión profunda que proporcionan los fuertes abrazos de oso.


Vestibular: El sentido del equilibrio y la orientación espacial

Esta sensibilidad contribuye al equilibrio y la orientación espacial. Los niños hipersensibles pueden buscar experiencias de movimiento intensas, mientras que los hiposensibles pueden mostrar miedo o evitar actividades que requieren buen equilibrio, como subir a equipos de juegos, montar en bicicleta o mantener el equilibrio sobre un pie. Estos niños también pueden parecer torpes.



Una lista de verificación sensorial


Para ayudar a los padres a determinar si el comportamiento de su hijo indica problemas sensoriales graves, Peske y Biel han creado una detallada lista de verificación sensorial que cubre respuestas a todo tipo de estímulos, desde caminar descalzo hasta oler objetos que no son alimentos, así como preguntas sobre funciones motoras finas y gruesas, como usar tijeras (fino) y atrapar una pelota (grueso).


Para identificar posibles problemas de procesamiento sensorial en su hijo, considere la siguiente lista de verificación:


  • ¿Su hijo tiene reacciones exageradas o disminuidas a estímulos sensoriales?

  • ¿Su hijo busca o evita ciertas experiencias sensoriales?

  • ¿Su hijo muestra dificultades con habilidades motoras, atención o regulación emocional?

  • ¿Su hijo tiene desafíos con las transiciones o cambios en las rutinas?

  • ¿Su hijo exhibe comportamientos o respuestas inusuales a estímulos sensoriales?



Apoyo a los niños con problemas sensoriales


  • Crear un ambiente sensorialmente amigable:

    • Proporcionar un espacio físico tranquilo y organizado

    • Usar horarios visuales y temporizadores para ayudar con las transiciones

    • Ofrecer una variedad de experiencias sensoriales, como un recipiente sensorial o un área tranquila.


  • Desarrollar estrategias de afrontamiento sensorial:

    • Ayudar a su hijo a identificar y comunicar sus necesidades sensoriales.

    • Enseñar ejercicios de respiración profunda u otras técnicas de relajación.

    • Ofrecer herramientas sensoriales como juguetes antiestrés o mantas con peso para proporcionar comodidad.


  • Apoyar las rutinas diarias:

    • Establecer rutinas predecibles para proporcionar una sensación de estabilidad.

    • Dividir las tareas en pasos más pequeños y manejables para reducir la sensación de abrumo.

    • Usar apoyos visuales como listas de verificación o horarios visuales para mayor claridad.


  • Abogar por espacios sensorialmente amigables:

    • Trabajar con maestros, terapeutas y organizaciones comunitarias para crear ambientes sensorialmente amigables.

    • Educar a otros sobre los problemas de procesamiento sensorial y las necesidades únicas de su hijo.


  • Tratamiento de los problemas de procesamiento sensorial:

    • Terapia ocupacional: Los terapeutas ocupacionales pueden ayudar a desarrollar habilidades de procesamiento sensorial, mejorar la coordinación motora y proporcionar terapia de integración sensorial.

    • Terapia del habla: Los terapeutas del habla pueden abordar problemas relacionados con los sentidos que afectan el desarrollo del habla y el lenguaje.

    • Terapia del comportamiento: Los terapeutas del comportamiento pueden ayudar a manejar comportamientos desafiantes relacionados con problemas sensoriales.


Entender y apoyar a los niños con problemas de procesamiento sensorial es vital para su bienestar y desarrollo. Al reconocer las señales, crear ambientes sensorialmente amigables, desarrollar estrategias de afrontamiento y buscar terapias adecuadas, puede empoderar a su hijo para prosperar.


Recuerde que cada niño es único, así que sea paciente y flexible, y busque orientación profesional cuando sea necesario. Juntos, creemos un mundo que abrace y apoye las diversas necesidades sensoriales de todos los niños.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page