top of page
Buscar

Celebrando las cosas pequeñas

Recientemente he comenzado a estudiar y practicar ABA como parte de mi trabajo como asistente de comportamiento. Al final de poco más de un mes trabajando con los clientes, es evidente ver los beneficios de ABA en la vida de estos niños, más allá de lo que simplemente se puede medir con la recopilación de datos.


Mi primer día trabajando como asistente de comportamiento, estaba observando una sesión a distancia. Me pareció genial cómo el asistente que dirigía la sesión mantenía un ambiente divertido mientras realizaba actividades para alcanzar los objetivos del niño. A través del estímulo y la seguridad proporcionados por el asistente, el estudiante avanzó rápidamente en sus metas y se divirtió mucho haciéndolo. Al final de una buena sesión, ver a un niño orgulloso de su progreso es indescriptible.


ABA no se trata de que los asistentes hagan el trabajo por el cliente, sino de que el cliente haga el trabajo y progrese por sí mismo. Esto conduce al orgullo y logro adecuados que los niños sienten cuando saben que han hecho un buen trabajo y son completamente responsables de ello; reconocer los propios logros es una habilidad que va más allá de la terapia conductual y resulta de gran ayuda a lo largo de la vida. En ABA, todo progreso es progreso, sin importar lo insignificante que parezca; los pasos más pequeños en una dirección positiva pueden generar los mayores cambios.


Ver a un niño progresar desde ser tímido y evitar decir "Hola" a las personas, hasta saludar con entusiasmo cuando los ven, puede parecer algo pequeño. Sin embargo, la habilidad de tener esta destreza se puede aplicar a todas las situaciones sociales en la vida de una persona. El acto aparentemente sencillo de decir "Hola" podría ser el paso que falta para que un niño interactúe socialmente con sus compañeros u otras personas en su vida. Estos pequeños avances son vistos como grandes victorias por los asistentes, y celebramos a nuestros clientes en consecuencia por cada paso; tener la oportunidad de desempeñar un pequeño papel en la capacidad de un niño para ser social es un honor excepcional y nos gusta asegurarnos de que nuestros clientes lo sepan.


Para mí, ABA es mucho más que el trabajo que desempeño. Se trata de la extraordinaria oportunidad de presenciar cómo los niños adquieren habilidades duraderas y progresan, lo cual les beneficiará durante el resto de sus vidas, no hay otro honor como este. A través del trabajo que realizan, los niños abren un mundo completamente nuevo de oportunidades para sí mismos que antes pueden ni siquiera haber parecido posibles. El valor de tener ese conocimiento es incalculable.

0 comentarios

Comments


bottom of page